martes, 10 de noviembre de 2015

Complicaciones de la epidural: Cefalea postpunción dural

Complicaciones de la epidural: punción dural

Habíamos dicho cuando hablamos de la técnica de la epidural que la aguja para pincharla era curva en su extremo para no lesionar la duramadre. Pero, ¿qué pasa si resulta que la lesionamos a pesar de eso? Todos los anestesiólogos hemos tenido alguna vez esta complicación de la epidural del parto, que es –de hecho– la complicación más frecuente. Se llama Punción dural.

martes, 27 de octubre de 2015

Complicaciones de la epidural: ¿te ha pasado esto?



Soy una mamá a punto de dar a luz a su segundo bebé, conozco tu blog y he leído en él algunos artículos sobre la epidural. 

Mi pregunta es la siguiente. Resulta que, en mi primer parto, la epidural me alivió los dolores de inmediato, sin embargo me adormeció casi hasta el cuello... No tenía fuerzas para toser, por ejemplo, y no podía controlar bien el movimiento de mis brazos y manos, me quería rascar la cara y me daba una torta.
No notaba en absoluto las contracciones y, por supuesto, no tenía fuerzas para pujar ni sentía cuándo ni como debía hacerlo.

Sin embargo todo eso no me molestó nada en ese momento, mas bien lo veía como una curiosidad.  Mucho peor era el dolor del parto y la epidural para mí fue la salvación. 
Sin embargo, debido a no poder pujar el médico tuvo que usar ventosa y la comadrona empujar por fuera, la episiotomía fue bastante considerable y el post parto fue súper duro y difícil.

Lo que querría saber si lo que me pasó con la anestesia es algo normal y si no lo es, a qué pudo deberse. Y por otro lado quería saber si es probable que me pase lo mismo en mi  próximo parto, que será dentro de unos días.


Esta carta llegó a mi mail hace unos meses. Y se me ha ocurrido que usar las experiencias personales es una forma muy buena de explicar las complicaciones de la epidural

En este caso, ¿qué es lo que ha pasado? Lo que ha pasado es que el anestesiólogo que ha puesto la epidural puso una dosis muy alta de anestésico local. En el caso de nuestra mamá, se le conectó además a una perfusión continua que seguía llevando anestésico a dosis altas al catéter que se deja en contacto con el espacio epidural. 

Ella no sabía lo que le pasaba, pero vosotras –las lectoras de este blog– tenéis que saber que con la epidural debéis poder mover en todo momento las piernas. Si no es así, la dosis que se está poniendo es muy alta y debéis ser vosotras las que lo digáis para que os la bajen y os la ajusten y poder, de esa manera, tener un parto lo más normal posible. 

Como es lógico, esto no tiene por qué volver a repetirse en el siguiente parto. Sobre todo, porque ella ya sabe por qué fue y si empieza a notarse igual avisará inmediatamente al anestesiólogo. 


¿Has tenido alguna complicación con la epidural? 

Si es así, envíamela a algoloblastia@gmail.com y te explicaré el por qué en el blog (y así aprendemos todas ;D)


martes, 20 de octubre de 2015

¿Qué es la walking epidural?



Hace unos años, se pensaba que el que la mujer caminara con la epidural puesta, disminuía el tiempo que tardaba en parir, mejoraba la contractilidad del útero y disminuía el número de partos con fórceps posterior. 

A pesar de que se sabe que esto no es así, los anestesiólogos hicimos un esfuerzo importante por bajar las dosis de anestésicos locales en la epidural para permitir a las mujeres caminar. Así nació lo que se llamó entonces "Walking epidural"

martes, 13 de octubre de 2015

Por qué no te han puesto una epidural si te han operado de varices

Diferencias entre epidural y espinal

Hay una leyenda urbana que viene de la ignorancia sobre las técnicas anestésicas. Mucha gente que se opera de rodilla, o de varices, o de hemorroides, les dice a las embarazadas que a ellos también les pusieron "una epidural" para operarlos. 

Y no es así. 

martes, 6 de octubre de 2015

¿Puedo ponerme la epidural si tengo un tatuaje en la espalda?


Los tatuajes están de moda. Rara es la chica joven que no tiene uno hecho. Con relativa frecuencia, estos tatuajes se sitúan en la parte baja de la espalda. Quedan muy sexys con los pantalones a nivel de la cadera. Y generalmente, en el momento de hacerlos, la idea de ser madre está a años luz de lo que está pensando en ese momento la joven. Pero cuando el bebito está en camino, llega la gran duda:

¿Me podrán poner la epidural si tengo un tatuaje?


martes, 29 de septiembre de 2015

¿Qué es la epidural exactamente?




La epidural del parto es la introducción mediante una aguja o un catéter fino de medicación anestésica en el espacio epidural. Vale, ya sé que os estoy hablando en japonés ahora mismo. Vamos a explicarlo a nivel de usuaria. Imaginaros que estáis de perfil y que os podemos ver por dentro. La zona lumbar donde se pone la epidural es algo tal que así:

martes, 22 de septiembre de 2015

¿Por qué duele el parto?


Cuando Dios dijo aquello de "Parirás con dolor" no bromeaba. El parto duele intensamente en el 60% de las mujeres que paren por primera vez y en un 40% de las que lo hacen por segunda o tercera vez. En ese dolor, entran una serie de condicionantes que pueden llevarnos a tolerarlo mejor o peor. 

El miedo al dolor en el parto, una forma física deficiente, el no tener el apoyo continuo de tu pareja o de un familiar durante el proceso son factores que influyen negativamente y que aumentan los requerimientos de medicación. También entra en juego nuestra propia tolerancia al dolor, cómo se desarrolla el parto y si es o no nuestro primer parto.  Pero cuando alguien te diga que el parto no duele, no lo creas. Es mentira.